Borbón y neuronas


Busto del rey en Sant Joan

Ante la propuesta de retirada del busto de Juan Carlos I presentada por Compromís, se han usado argumentos similares a los que suelen aparecer contra cualquier propuesta progresista:


"¡Hay cosas más importantes como el estado de las aceras o los parques!"
"¿No será mejor que se preocupen en dar mejor servicio de limpieza?"

Frases simples y efectivas donde las haya, pero que esconden una trampa mortal. Sí, sí, mortal, porque este argumento sale siempre a la luz para oponerse a políticas de sostenibilidad, igualdad o que amplían la transparencia y la democracia, por lo que es letal para el progreso social. La trampa es que se plantea como dilema aquello que no lo es. No se trata de elegir entre una cosa u otra. Uno se puede preocupar por la limpieza del pueblo , la llegada del TRAM o las ayudas al comercio por la pandemia al mismo tiempo que puede proponer reducción de sueldos, reprobar un concejal que no hace su trabajo, pedir una técnica de igualdad o, como en este caso, solicitar la retirada del busto del ex monarca. Es, de hecho, lo que hace Compromís constantemente. Esos "argumentos" no son más que excusas para no entrar al fondo del asunto, una manera de mirar hacia otro lado cuando la propuesta no encaja ideológicamente con lo que piensas, aunque sepas que lo que dicen es cierto.


Es posible que a alguien no le parezca importante que rindamos homenaje con un busto a un Jefe de Estado que indirectamente ha reconocido haber delinquido, que dispone de cuentas en paraísos fiscales y cuyo hijo ha tenido que renunciar a su herencia porque... supongo que no creerá en su inocencia. A mí los hechos relatados por la justicia y no negados por el ex monarca me parecen gravísimos, de igual manera que se lo parece a muchas personas. Tener un busto suyo a la entrada de nuestro consistorio es un insulto para cualquier vecino y vecina que se levanta todos los días para salvar su negocio y cuidar de su familia. El mensaje no puede ser que un rey pueda usar la institución para ganar dinero ilícitamente, guardarlo en paraísos fiscales (por lo que se está usurpando parte al fisco español) y no solo quede impune, sino que tengamos que rendirle honores y guardar silencio. Dejamos de ser súbditos para ser ciudadanos hace ya mucho tiempo y la última encuesta realizada por diversos medios sobre la monarquía confirma el hartazgo entre la población de esta institución.


En Compromís nos hemos preocupado históricamente por cuestiones muy diversas. Como la sociedad a la que representamos, tenemos infinidad de problemáticas que abordar. Nuestro pueblo se compone de personas con una inmensidad de perspectivas y multiplicidad de prioridades, y nosotros aspiramos a representar una mayoría a la que le preocupa la violencia machista, la contaminación, los servicios sociales, la educación, la sanidad, la falta de carriles bici, la merma de la biodiversidad, el cuidado de los espacios públicos, la falta de transparencia, la innovación... Todas aquellas personas que aman su pueblo y les gustaría sentir orgullo de él y de los servicios públicos de que disponen. Desde Compromís creemos en la política y en las instituciones como herramientas que empoderan a la gente y que son capaces de dar soluciones a los problemas de las personas. Es por todo esto por lo que trabajamos. El tiempo, que no nuestras neuronas o nuestra capacidad, es nuestra única limitación, y bien es sabida la dedicación y el compromiso que le ponemos.


Ante discursos que son absolutamente reaccionarios y castradores de la modernización de nuestro país, solo podemos decir que no vamos a dejar de trabajar por la transformación de nuestro pueblo. Hemos aportado ideas mucho más elaboradas que otros partidos sobre cómo solventar problemáticas relacionadas con el asfaltado del municipio, la gestión de parques y jardines, las contrataciones a dedo o la grúa, pero eso no nos impide preocuparnos por otras tantas cuestiones que merecen igual de atención, si bien no todos los partidos lo hacen. Tarde o temprano, avanzaremos como sociedad, y al menos desde Compromís miraremos al pasado con la satisfacción de que hicimos lo que debíamos, aunque no fuera lo más fácil.


Posts recents
Cercar per etiqueta

© 2018 creat per Sergio Agueitos